Deja de intentarlo y empieza a hacerlo, por Dr. Herminio Nevárez